10/4/13

Generadores aleatorios

Cuando haces una búsqueda por internet con el honrado fin de obtener información sobre cómo crear un mundo (mejor si lo hacéis empleando el término anglosajón worldbuilding) podréis observar que aparecen unos cuantos blogs dedicados a los juegos de rol (si no los conocéis, tranquilos, jugar a rol no te convierte en asesino ni hace que ingreses en una secta o que acabes en el manicomio).

En estos blogs podrás encontrar alguna que otra tabla para generar de modo aleatorio desde una ciudad hasta una espada, solo hay que dedicar unas cuantas horas a buscar y tener suerte para encontrar algo que nos sea de utilidad.

Cuando vamos a emplear una de esas tablas vemos que aparecen casi siempre unos códigos "extraños", tales como 1D20, 2D6, 3D10+5 y similares (los que ya los conocéis, que supongo que seréis la mayoría, podéis saltaros esta explicación).

Esos códigos hacen referencia a los dados que hay que emplear para que las tablas funcionen. Por ejemplo, 1D20 significa que hemos de tirar un dado de veinte caras, 2D6 que hemos de tirar dos dados de seis caras y sumarlos y 3D10+5 que hemos de tirar tres dados de diez caras, sumarlos y al resultado sumarle 5.

Los dados que se emplean son el de cuatro caras (D4), el de seis (D6), el de ocho (D8), el de diez (D10), el de veinte (D20) y el de cien caras (D100); este último es un dado casi esférico que no se suele emplear ya que cuando lo tiras es facilísimo que acabe rodando hasta caerse de la mesa, en la práctica se sustituye por dos dados de diez caras, determinando uno de ellos las decenas y el otro las unidades.

En este momento puede surgir el primer problema porque, si no participas habitualmente en alguna partida de rol, encontrar por casa un dado distinto al de seis caras es harto improbable.

Si no tenéis dados, o no los tenéis a mano o no queréis hacer ruido con ellos, existen una serie de alternativas; simplemente buscando "dice roller" en internet aparecerán ante nosotros multitud de páginas y programas que emulan las tiradas de cualquier tipo de dados. Pero entre todas esas opciones no aparece el que para mi es el mejor simulador de dados, se llama Excel y prácticamente todos lo tenemos en nuestro ordenador.

Para convertir Excel en un cubilete de dados solo tenemos que emplear la función ALEATORIO.ENTRE(1;X) donde X es el número de caras del dado que queremos utilizar. Si no queremos cambiar la fórmula cada vez que queramos cambiar de dado, podemos escribirla del siguiente modo: ALEATORIO.ENTRE(1;A1) y así solo tenemos que escribir en la celda A1 el número de caras y cada vez que pulsemos F9 nos saldrá un nuevo resultado.

Pero para los más curiosos, existe un programa que es una auténtica maravilla, es el Inspiration Pad Pro (IPP).

El IPP nos permite introducir los datos de las tablas y él ya se encarga de hacer el resto para que obtengamos el resultado final. Además, tiene dos cosas más a su favor, viene acompañado por un manual bastante bueno y es gratuito.

Yo suelo gastarlo bastante y he de reconocer que es bastante fácil construir tablas complejas (las muy complejas requieren algo de trabajo y práctica).

En los generadores que publico siempre intento colocar un enlace para descargarse la tabla en cuestión para el IPP –es un archivo con extensión .ipt–. Una vez descargado solo hay que grabarlo en la carpeta Generators del IPP y empezar a utilizarlo.


Print Friendly and PDF

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada